CMM, ¿un candidato para Huixtla confiable?

* Un favor pagado con una ingratitud e incumplimiento legal

A unos días que inicie “formalmente” el tiempo legal de las campañas políticas para los aspirantes a la presidencia municipal, es oportuno señalar algunas historias de los aspirantes que desean la silla municipal en Huixtla.

Si bien no se puede ni debe negar que Carlos Martínez Martínez cuando ganó la presidencia municipal avalado por el Partido Acción Nacional, lo cubrió una votación que se dio a su favor a pesar de la máquina imparable del PRI con Jesús González Armendáriz como contrario político que obligó incluso a un pleito en tribunales tras el resultado de las elecciones.

Ya en el poder, tampoco se puede ni debe negar que muchas acciones de Martínez Martínez fueron adecuadas, algunas no tanto, otras cayeron en lo reprobable pero en el sentir de la población se tuvo en el primer año un buen sabor de boca. En el segundo no tanto y ya para el tercero como todo actor político sufrió el desgaste lógico acompañado por un celo político que provocó la orden desde palacio municipal impedir la llegada del también panista Ignacio Márquez.

Precisamente terminado el periodo de gobierno municipal, correspondía la comprobación de la cuenta pública. En ese tramo de la legalidad a Martínez Martínez no le daba tiempo o no le salían las cuentas de los dineros a comprobar ante Contraloría del Estado, por lo que acudió ante el delegado regional de esa dependencia Mohammed Mekki Belhadj para obtener ayuda.

Según el delegado Mekki, me confirmó en entrevista hace unos años, que no sólo le extendió un tiempo a Martínez para su comprobación sino que le dio ayuda para ello, lo hizo porque consideraba al joven político una gente emprendedora, servicial, de buenas costumbres. Resultado: se otorga la constancia de no adeudo a Carlos Martínez.

Pasa el tiempo, Mohammed Mekki tuvo problemas con Pablo Salazar y éste lo despide. Entonces mediante juicio administrativo número 46/A/2004, pide al Tribunal le revoquen ese despido porque no fue comprobado el motivo de tal acción ni tuvo oportunidad de defenderse. El tribunal mediante sentencia del 10 de junio del 2004 obliga al gobernador a reparar el daño en virtud de haber cometido un acto contrario a la ley laboral.

En ese entonces Mekki, acordándose de su amigo Carlos Martínez que estaba ya en el poder con Pablo Salazar como Contralor, y en apego a un mandato judicial el 25 de agosto envía un escrito al funcionario solicitando le informe el estado de su situación laboral. Recibido el escrito el 25 de agosto no tuvo respuesta por parte del Contralor a pesar que en el documento se invoca el artículo 8 obligaba a una contestación en cualquier sentido.

Para el 12 de septiembre del 2005 ya reclamaba Mekki los haberes económicos que no le pagaron desde la separación del cargo que incluía, salario, compensación anual, vacaciones, aguinaldo, prima, viáticos, ya se acumulaba una buena cantidad en pesos. Tampoco hubo respuesta de Carlos Martínez. En diciembre del 2005 otro escrito para el Contralor general y en resumidas cuentas jefe de Mekki le comunicara la situación laboral que tenía pues no había cumplido con el resolutivo del Tribunal Administrativo.

Mekki, comentó en esa ocasión, palabras menos, palabras más: si Carlos no quiso devolverme el favor, los apoyos que le hice para que obtuviera su carta de liberación por su actividad como presidente municipal en cuanto a la cuenta pública, como funcionario debió cumplir con un mandato judicial, pero no lo hizo, él igual que Pablo Salazar no respetaron la ley.

Este relato, que se ampara en la copia de los documentos y de la misma demanda, dan a conocer quién es Carlos Martínez, una persona que cuando llegó a las ligas mayores léase Contralor, diputado local, diputado federal, cambió mucho, pero mucho, al grado que sus grandes amigos también se dieron cuenta de esa transformación.

Por eso pregunto y le pregunto a los lectores, se ¿puede confiar en un político así que manda al carajo no sólo lo que marca la Constitución sino una sentencia de un juez? ¿Qué nos garantiza que ahora sí este candidato respetará la ley, si ya lo vimos en acto anticipado de campaña cuando hicieron la inauguración del comité del Verde, cuando en la calle llevaron a cabo todo el protocolo? Un hombre se mide cuando sabe ser agradecido y no cuando responde a intereses del poderoso como era en ese tiempo Pablo Salazar, con quien después se dio otra ingratitud que se contará en otra entrega.

MÁS DE LA INGRATITUD Y LA TRAICIÓN DE CARLOS
Días antes en la casa del PAN Huixtla, con vídeo grabado, la entonces presidenta municipal de ese partido y ahora actual candidata a la diputación local Marcela Miranda, dijo a toda voz ante presencia de miembros activos: “El candidato a la presidencia municipal era Carlos Martínez, la dirigencia ya había platicado con él, JOSEAN ya había platicado con él, hubo compromisos, pero Carlos por TERCERA ocasión nos volvió a traicionar”. Una salió del PAN y se fue primero con el PRD de Pablo y con el Verde de Manuel Velasco.

Se recuerda que en una visita realizada por José Antonio Aguilar Bodegas a Huehuetán tuvo como asistente a Carlos Martínez, que fue invitado por un conocido huixtleco. Ahí comenta el enlace panista que Carlos en diálogo con Josean comentó que apoyaría la candidatura del costeño, pero… días después se fue al Verde.

Aún recuerdo a su esposa de Carlos Andrea Becerra cuando le pregunté cuando Josean participaba por el PRI a la gubernatura y Paco Rojas por el PAN, Pablo por el PRD, a quién apoyaría. Sin pensarlo Andrea comentó que a Josean, porque era amiga de Magda Aguilar en ese entonces delegada regional del DIF en Tapachula.

Claro, en la tarde en acto de Paco Rojas efectuado en lo que hoy es el fracasado Parque de la Marimba ahí estuvieron los panistas manifestando su apoyo a Paco, pero faltaron los votos principales.

Así como éste y otros asuntos vienen a desenmascarar al verdadero Carlos Martínez, el que se expresa en redes sociales con un lenguaje soez, impropio, aunque frente al pueblo muestra otra cara que pocos la toman como cierta, aunque replique notas del ex presidente Mujica. Nota de Margarita Moreno Soto.

PD: Este espacio queda libre para cualquier réplica. (MMS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.