Con alto impacto económico las enfermedades cardiovasculares

María José Sánchez/Corresponsal
Tapachula, Chiapas.- Autoridades del sector salud y educativas iniciaron la semana de prevención de enfermedades del corazón, a través de acciones que permitan a la población una mejor calidad de vida, ya que los costos para atender un padecimiento de este tipo son cada vez más elevados.

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria número VII, José Esaú Guzmán Morales, destacó que los costos, sobre todo a nivel hospitalario, son altos en un paciente complicado con una enfermedad vascular como un infarto, toda vez que ya no entran a un centro de urgencias, llegan directamente a los servicios de terapia intensiva y un día de cama en ese servicio tiene un costo aproximado de 35000 pesos diarios.

Dijo que por ello los estudiantes de diferentes escuelas promueven la salud a través de una alimentación adecuada para la población.

Karen Gómez Valdés, estudiante de medicina señaló que “prevenimos varias enfermedades como la hipertensión, la diabetes, las epidemias, el colesterol, a través de pláticas con los pacientes”.

Edwin López, estudiante, informó que una buena alimentación con vitaminas y minerales es una dieta balanceada, baja en sodio, en grasas saturadas, cobra importancia para prevenir enfermedades y también la más común que es el síndrome metabólico que es un conjunto de enfermedades como la hipertensión, la diabetes y la obesidad mórbida.

El promotor de la salud, Javier Ly, señaló que es necesario hacer ejercicios y dejar malos hábitos alimenticios. “Le recomiendo a todos los jóvenes que hagan ejercicio para estar bien de salud”.

Esta campaña se llevará a diferentes sectores, a estudiantes de todos los niveles, para fortalecer las actividades de prevención de enfermedades, principalmente crónico degenerativas que han impactado mucho en la población en los recientes años, concluyó.

La Jurisdicción Sanitaria VII cuenta con 105 unidades de salud con 4 mil 50 usuarios que acuden regularmente a los servicios; el 77 por ciento son mujeres y el resto hombres; del total de pacientes, 2 mil 589 son diabéticos, mil 952 hipertensos, 811 con algún grado de obesidad y 532 con dislipidemias (colesterol, triglicéridos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *