Corrupción propicia desorden en el transporte público

Corrupción propicia desorden en el transporte público

Tapachula, Chiapas.- Prevalece el desorden en el transporte público como resultado de las componendas entre la Secretaría de Transportes (ST) y los concesionarios que gozan de privilegios, denunció el usuario Alfredo de la Cruz Cordero.

Señaló que no hay día que no se suscite un accidente en el que se vean involucradas las unidades del servicio colectivo. Puso como ejemplo lo ocurrido el lunes 16 de octubre cuando un carro de ruta urbana terminó volcado en pleno centro de la ciudad tras ser impactado por una camioneta de Conagua, cuando el colectivero se pasó el semáforo en rojo.

Más tarde, un taxista por conducir y hablar por teléfono atropelló a una madre y a su hijo cuando lo llevaba a la escuela. También hubo una carambola porque una unidad de ruta foránea, según su operador, se quedó sin frenos.

Como no hay sanciones ni a los conductores ni a los concesionarios, todo lo arreglan con dinero y continuarán ocurriendo este tipo de hechos en los que los usuarios son los que sacan la peor parte.

De la Cruz Cordero manifestó que es necesario que la población usuaria se organice para exigir que se ponga orden, pero sobre todo que se apliquen las sanciones y se dejen los privilegios.

Señaló que no se justifica, pero también los choferes se ven obligados a correr porque hay saturación del parque vehicular, tienen que dejar lleno el tanque de gasolina, lavar la unidad y buscar que les quede algo para llevar el sustento a casa.

Se pronunció porque se instalen mesas de trabajo con la finalidad de que se tomen acuerdos a fin de que les bajen un poco las cuentas a los choferes que corren para sacar, primero, lo del patrón y la gasolina, para después su ganancia para que la familia coma, vista, calce, educación y servicios médicos, porque no les dan IMSS.

PRIMERO LA CUENTA DEL PATRÓN Y LA GASOLINA
Un grupo de operadores, que pidió hablar con el compromiso de no revelar su identidad, explicó que antes de pensar en comer hay que juntar la cuenta del patrón, el combustible y el lavado de la unidad.

Informaron que en la ruta Cobach actualmente que no hay clases en el Instituto Tecnológico de Tapachula (ITT) ni en la secundaria federal número 5, están entregando de cuenta 1,250 por todo el día, pero cuando hay actividades normales la cuenta es de 1,400 pesos, quinientos en la mañana y 900 en la tarde.

Echan de combustible un promedio de mil pesos para todo el día. El sábado es de 800 a 900 pesos de cuenta todo el día; el domingo es de entre 500 a 700 pesos, dependiendo del patrón.

En la base para que el agente de Vialidad Municipal los deje hacer tiempo para que puedan cargar más pasaje, le tienen que dar 5 por cada combi, por cada turno, y así no ser infraccionados.

Cuando los sorprende algún agente de Vialidad y no les apliquen la infracción tienen que dar 50 pesos. A los de Tránsito del Estado entre 100 y 200 pesos, pero cuando les toca con el personal de la Coordinación de Transportes por alguna irregularidad que cometan, tienen que dar entre 300 a 500 pesos.

Por pasarse la luz del semáforo en rojo, el personal de la Coordinación de Transportes, les pide de “mochada” entre 200 a 300 pesos.

Le toca al patrón ponerse a mano con cantidades que van de entre 500 a mil pesos cuando está vencido el seguro de viajero.

Al menos en la ruta Libertad El Carmen hay 40 un promedio de unidades, 29 en Solidaridad por Décima y 11 en Solidaridad por 4ª. En esta última ruta la cuenta es de 1600 pesos de lunes a viernes y sábado y domingo de 870 pesos. En ambos días es por los dos turnos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *