El mar “se come tierra” en el ejido Barra San Simón

El mar “se come tierra” en el ejido Barra San Simón

• Aseguran que ninguna autoridad les hace caso.

María José Sánchez/Corresponsal
Mazatán.- Un nuevo llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno hicieron habitantes de barra San Simón para que se atienda la problemática que viven a causa de que el mar se ha metido a tierra firme más de cien metros.

Barra San Simon_33El comisariado ejidal de Barra San Simón, Eloy Hernández Herrera, dio a conocer que han entregado diversos documentos a las autoridades para que se tomen cartas en el asunto, pero nadie les hace caso.

Consideró que en caso de no ser atendidos, lo más seguro es que el ejido tiende a desaparecer, toda vez que tienen daños en las viviendas, en los patios, además de que el exceso de humedad ocasiona daños en la salud, principalmente en niños y personas de la tercera edad.

Toda esta problemática se ha derivado de la construcción de espigones en Puerto Madero, por un lado el gobierno está apoyando a aquella gente que ha sufrido las consecuencias del mar, “pero nosotros estamos siendo afectados severamente, donde lo más grave es que todas nuestras quejas parece que las echan al cesto de la basura, porque tampoco se toman la molestia de responder a nuestros escritos”.

Indicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes efectuó la construcción de espigones a la altura del poblado San Benito, en Puerto Madero, municipio de Tapachula,  para salvar a esa comunidad y a los restauranteros, “pero a nosotros se nos vino a pegar y aumentaron los daños porque el mar se nos está metiendo”.

El mar se ha metido más de cien metros

Hernández Herrera indicó que el mar ha entrado a tierra firme más de cien metros y con ello afecta el patrimonio de las familias e indicó que han entregado documentos a las diversas instancias pero no hay respuesta, también le dieron un escrito al delegado de Gobierno del Estado con sede en Huixtla y solo les prometió intervenir, pero hasta la fecha no han encontrado eco.

También se acercaron al actual presidente municipal, Ricardo Ortega Villarreal, pero su respuesta fue es que no hay recursos para apoyarlos, pero tampoco hizo el compromiso de hacer gestiones ante el gobierno federal y mientras esperan que alguien les haga caso.

Muchos han tenido que abandonar sus viviendas

El comisariado ejidal manifestó que son más de 500 familias las que habitan en barra San Simón y viven en la zozobra, toda vez que cuando el mar rebasa su nivel y ese fenómeno ocurre ya con más frecuencia y ha habido casos de personas que han tenido que refugiarse en las instalaciones de la escuela.

Dijo que a pesar que las autoridades no le dan importancia a la situación, la realidad es que viven en una alerta permanente, toda vez que también se han perdido terrenos con cultivos.

Aseguró que con las altas olas la producción de marañón se ha visto afectada severamente, toda vez que a aumentado la salinidad y el cultivo se ve afectado bastante durante la época de floración.

Manifestó que afortunadamente por el fuerte oleaje no ha habido pérdida de vidas humanas y es lo que quieren evitar, por ello el llamado a tiempo a las autoridades que lamentablemente han puesto oídos sordos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *