Lo que arrasó el Stan en Huixtla: dren pluvial de 5 millones de pesos

Huixtla, Chiapas.- Corría el año 2005, cuando se programó la construcción de un dren pluvial sobre la calle Zarco con la finalidad de descargar las aguas hacia el río Huixtla y así evitar las inundaciones en la zona centro, concretamente avenida Independencia, Aldama, Galeana.

Aunque el proyecto era necesario, adoleció de muchos inconvenientes, no se planeó conforme correspondía, no se utilizaron materiales especiales, lo cierto es que en las primeras caídas de agua allá por junio- septiembre del 2005 se comprobó que los 5 millones de la obra no se había aplicado bien porque los vecinos de la Calle Zargo sufrían de inundaciones.

Uno de ellos pidió que se tomara foto del estado de los tubos a flor de calle que no tenían la suficiente medida de grosor para el desfogue. Otros se quejaron de las inundaciones en sus domicilios sobre lo que es actualmente el domo del barrio Guadalupe.

También no hubo por quien supervisaba la obra el cuidado de cubrir el protocolo correspondiente que marca el Organo de Fiscalización, de ahí que los quejosos decidieron interponer su queja, quien esto escribe les ayudó.

Fue en el Stan cuando se dio ese momento, Vicente Fox y Pablo Salazar visitaron el puente de ferrocarril destruido por las lluvias del 4 de octubre del 2005. Ahí se le presentó la queja directa al primer mandatario, quien junto con Pablo Salazar ordenaron a Carlos Martínez en ese entonces el contralor se investigara el tema.

Se presentó también que a la Función Pública de México, pero desde ahí se ordenó a la Contraloría Chiapas atendieran la queja por ser ellos los que ejecutaron la obra, la Sedesol sólo otorgó el recurso.

Se supo tiempo después que vino un grupo a platicar con los vecinos de la calle Zarco, se comprobó que no se nombró el comité social como debía y que el dren no funcionaba pues sus viviendas se inundaban, según el testimonio del señor Luis Lam.

Eso fue todo lo ue se conoció de esa queja, aparte del documento enviado por el director de Atención Ciudadana de ese entonces Carlos Gam donde comunicaba que la queja sería atendida. Pero no se supo nada más del tema, ni un escrito de Contraloría, ni un dato, a pesar de que tenían dirección para notificar cualquier resultado e incluso un correo electrónico.

Y por fortuna de quienes construyeron el Stan los “salvó”, porque como el río Huixtla arrasó con todo, tubos y construcción, no se conocieron más detalles. Solo las problemáticas rejillas continúan aún colocadas en varias avenidas de la calle Zarco que más parecen recipientes de basura que obra que ayude al desfogue de las aguas.

Eso sí, la secretaría federal ordenó en ese entonces al edil Fernando Acosta devolvieron 600 mil pesos que le habían enviado para terminación de obra, en virtud que la obra ya no sería concluida. Tampoco se conoció que pasó con ese recurso. Lo cierto es que el Stan se llevó 5 millones de pesos del dren pluvial y muchas historias más.

Tampoco se entiende que huixtlecos no hayan cumplido con su obligación de informar sobre el resultado final de la queja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *