Paciente de cáncer presentó demanda en la CONAMED

• El agraviado es periodista y denunció negligencia médica en el CMN Siglo XXI-IMSS.

Tapachula.- Para exigir una investigación en torno a la presunta negligencia médica y violación a sus derechos, cometidos en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Ciudad de México, Alberto de la Cruz Aguilar, paciente de cáncer de próstata, solicitó la intervención de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), que preside Onofre Muñoz Hernández, así como en la CNDH.

Explicó que desde el 2016 aumentó el estudio de laboratorio del antígeno prostático (PSA) de 2 unidades a 3, o sea, de haber tenido el último resultado de 34, de pronto sube a 344 ng/ml. “y como es obvio me preocupo y en consultas respectivas con el urólogo y oncólogo clínico del UMAE-Siglo XXI-IMSS, pido que se me digan a que se debe para hacer lo que corresponda y sin tener respuesta a mi solicitud, me estuvieron diciendo: todo va bien, le seguiremos monitoreando y me ordenan los mismos estudios de laboratorio de siempre”.

“Sin tener la mínima explicación de los especialistas en ese valioso tiempo de 2 años, pero confiando de estar en buenas manos, atendía sus instrucciones, sin embargo, ya en el 2017 se eleva el antígeno a 814 ng/ml., me alarmo más, deprimo y sigo demandando una buena explicación y la debida atención, sin poder obtenerla, por lo que al insistir se transparenta su negligencia y violaciones a las leyes, al recibir trato déspota, me indican: ya no hay medicamentos para usted, el cáncer es incurable y me corren del consultorio”, añadió.

Dijo que por ese motivo de gravedad de su caso elevó queja a la Comisión nacional de Derechos Humanos, lo cual quedó registrado en el expediente CNDH/1/2018/263/R, lo que originó que le dieran tratamiento y hay avance para que se le atienda debidamente; pero no en la Ciudad de México donde ocurren las negligencias, sino en el IMSS Tapachula y por eso también vía el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) solicitó su expediente clínico completo, hoja por hoja al UMAE-Siglo XXI-IMSS y tácitamente le fue negado al solo enviarle un comentario o resumen.

De la Cruz Aguilar manifestó que en enero del 2018 el PSA sube de 814 a más de 1,000 ng.ml., sigue subiendo y consulta con el urólogo del Siglo XXI, el cual le informó que volverán hacerle más estudios como son repetir los de PSA, ganmagrama óseo, tomografía TAC, hematológicos y a pesar de agravarse, siguió sin recibir explicación de los que se conocen por los mejores especialistas del IMSS Ciudad de México, y por estar ntretenerlo, sin el adecuado tratamiento, el cáncer le avanzó al grado de estar haciéndose metástasis.

“Me entero de mi gravedad porque por fortuna tuve en mis manos los últimos resultados de la tomografía realizada en Tapachula, lo que me han negado a nivel nacional y ni siquiera explicación me han dado de anteriores estudios y es ahora que me doy cuenta que me estuvieron dando paliativos, como se comprobó en la última consulta del 22 de mayo, en el Siglo XXI, donde el especialista, seguro por las presiones, por primera vez explica que se me estuvieron dando paliativos, o sea, estuvieron simulando tratamientos médicos en 2 años”, precisó el también periodista.

“Por toda esta situación de cerrazón de los oncólogos del Siglo XXI que me han atendido, se me ha hecho una carga psicosomática mayor, lo que es gran alimento para el acelerado crecimiento de mi cáncer y de lo que ellos son responsables de que se me esté haciendo metástasis ya no solo en torno a la próstata sino en pulmones, de ahí que en Tapachula los especialistas optan por aplicar ya no solo quimioterapia sino también radioterapia y me entero de la gravedad, por la presión de ser más enérgico en pedir explicaciones”, señaló.

En entrevista informó que durante los 2 años le entretuvieron con medicamentos que los médicos sabían que no le servían como tratamiento, “de ahí que por el deliberado abandono, irresponsabilidades y negligencias médicas por algunos -no todos- los especialistas del UMAE-CMN-Siglo XXI-IMSS, me han causado gran daño emocional, material, psicológicos, a mi salud, vida y familia, al desahuciarme teniendo en sus manos la solución y de ahí las negligencias por las que expreso mi inconformidad”.

Con fundamento en las leyes y reglamentos vigentes de la Secretaría de Salud, del IMSS y nuestra Constitución Federal, pido intervenga la CONAMED y su titular para que se investigue y sancionen los actos cometidos en el UMAE-Siglo XXI-IMSS, por lo que busco se me proteja y salve de tantas negligencias que me están llevando a una metastasis y acelerar mi muerte, lo que califico de actos criminales porque sin duda lo mismo han hecho y seguirá con decenas y cientos de pacientes de cáncer si no se sancionan y ahora hacen justicia”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *