Pésima atención en áreas del DIF municipal de Huixtla

Pésima atención en áreas del DIF municipal de Huixtla

• La primera dama no llega a trabajar al igual que el alcalde.

AMÍLCAR GARCÍA CRUZ
Huixtla.- Ante la indiferencia de la presidenta del sistema del Desarrollo Integral para la Familia (DIF), Municipal de Huixtla, Teresa de Jesús León Romo, las áreas pertenecientes a esta dependencia de desarrollo social, viven su peor momento, pues casi están en el olvido, ya que algunas no cuentan con estructures y otras sin material para poder realizar actividades.

En este sentido, los mismo trabajadores dieron a conocer que es triste y lamentable la situación que se vive en el DIF de Huixtla, pues uno de los puntos graves que la primera dama no llega a trabajar, desde el rancho del alcalde, Regulo Palomeque, atiende a algunas gentes y por ello desconoce las necesidades que tiene el DIF.

Trascendió que pacientes de la UBR, tienen que llevar cremas y medicamentos para poder recibir algunas terapias ya que ahí no hay ningún medicamento, y a veces ni doctores, pues en administraciones pasadas les daban todo y quienes aún acuden al DIF se han dado cuenta que la atención es pésima esto debido a la falta de capacidad y voluntad y la ineptitud de Teresa León de Palomeque.

Asimismo, en el área del Centro de Atención de Desarrollo Infantil (CADI), el DIF Municipal, carece de programas para la atención de niños que deambulan en las calles de Huixtla, esto debido que no ha podido o no tiene capacidad para demostrar su talento y sensibilidad como presidenta del DIF, pues según se dice que únicamente tiene experiencia en instalar cantinas en Huixtla.

Ante esto, los mismos trabajadores que han buscado diálogo con ella, pues siempre han demandas por huixtlecos que tienen familia con discapacidad diferente, y han buscado apoyos para traslados al CRIT, pero debido a que no llega a trabajar, el apoyo se ha negado, lo que genera el descontento pues hace lo mismo que el edil, únicamente se la pasan en el rancho y desde ahí sólo dan ordenes algunas se cumplen otras quedan en el aire.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *