Policías de Motozintla, abandonados por el ayuntamiento

Policías de Motozintla, abandonados por el ayuntamiento

* Sin seguro de vida ni equipamiento, salen a brindar vigilancia.

María José Sánchez/Corresponsal
Motozintla.- Pagos salariales fuera de tiempo, falta de servicios médicos y equipamiento, así como estar desprotegida su familia por carecer de seguro de vida, es la problemática que enfrentan elementos de la policía de este municipio.

El subdelegado de la Organización de Policías Chiapanecos Unidos por la Defensa de sus Derechos Humanos (OPCHUDDH, A. C.), Alexander Aníbal Ángel Santizo, informó que ante tantos abusos de la autoridad municipal se han organizado, toda vez que no les depositan en la quincena sino que hasta 5 días después.

Dijo que desconocen cuál es la problemática, pero eso les afecta porque es poco el salario y se quedan sin dinero para su manutención y la de su familia.

Otra problemática es que les deben una parte de la primera quincena de agosto. A los policías rasos les quedaron a deber 400 pesos y a los policías segundos 600 pesos.

Les quedaron a deber la segunda parte del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG) y no saben cuándo se los van a liquidar a 115 policías motozintlecos que ven vulnerada su economía.

Ángel Santizo señaló que otra de las preocupaciones que tienen como policías es que encuentran en un estado de vulnerabilidad a causa de la falta de equipos de protección, de armamento, carecen de servicios médicos y de seguro de vida.

La falta de servicios médicos y de seguro de vida la vienen padeciendo desde hace varias administraciones municipales y cuando se enferman los mandan al Centro de Salud donde le dicen que no les pueden dar incapacidad.

Hace un año lo operaron de la apéndice y apenas le querían dar 10 días de permiso, por lo que tuvo que recurrir a los Derechos Humanos para que fuera protegida su situación laboral por cuestiones de enfermedad.

Uno de sus compañeros fue apuñalado en horas de servicio y tiene ya alrededor de entre 7 u 8 meses sin poder trabajar y si hubiera fallecido, la familia habría quedado desamparada.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *