Protestan por ola delictiva en Motozintla

Motozintla, Chiapas, 5 de abril.- Ante el alto índice delictivo que prevalece en este municipio, habitantes salieron a las calles a protestar y exigieron a las autoridades que les brinden mayor vigilancia policiaca.

Partieron desde el panteón municipal que es uno de los focos rojos en esta población, donde la última agredida fue la profesora Deyanira “N” el 28 de marzo a las 10 de la mañana, cuando acudió a dejar flores a su abuelita.

Tras recorrer las principales calles de la ciudad, se plantaron frente a las instalaciones de la Fiscalía de Justicia del Estado zona Sierra donde lamentaron que hasta el momento la carpeta de investigación no tiene avances.

Martha Celia Guzmán Díaz, madre de la víctima, denunció que en esta población la vigilancia policiaca es nula y el actual presidente municipal Víctor Lavalle Cuevas en nada se ha preocupado por atender esa problemática y tampoco ha solicitado la participación de otras corporaciones policiacas para reducir los índices delictivos.

Posteriormente se trasladaron a la presidencia municipal donde realizaron un mitin y pegaron pancartas alusivas a la inconformidad por la falta de vigilancia policiaca y por la agresión que sufrió la docente que vino de vacaciones y que presenta severos golpes en todo el cuerpo.

Guzmán Díaz manifestó que el de su hija no es el único caso de agresión e intento de homicidio por parte de la delincuencia y exigió que éste y otros no queden en la impunidad como ha sucedido en este municipio donde la inseguridad ha rebasado a las autoridades.

Por su parte Víctor Hugo Roblero Hernández señaló que la gente ya no quiere más violencia en Motozintla y lamentó que los ciudadanos ahora digan que tendrán que hacer justicia por mano propia ante el abandono de las autoridades.

Dijo que basta de asaltos, de robos a casa habitación, de secuestros, mientras que las autoridades solo intentan minimizar los hechos en lugar de actuar.

En esta ciudad hay más de 70 mil habitsntes y apenas hay 115 policías municipales, tres patrullas, 2 en la cabecera municipal y una en Belisario Domínguez, el ejido más grande de este municipio, añadió.

Roblero Hernández recordó que el primero de enero de 1996 la población cansada de tanta inseguridad quemó vivos a dos presuntos delincuentes.

Por su parte la fiscal del Ministerio Público les respondió que apenas están integrando las indagatorias y que la carpeta de investigación será turnada a la Fiscalía de Distrito zona Sierra, con la finalidad de atender este caso.

El 23 de enero de 2017 el encargado del panteón municipal, Juan Escobar Santizo, a través de un escrito reportó al alcalde Víctor Lavalle la ola de atracos en ese inmueble y nunca le hicieron caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *