María José Sánchez/Corresponsal
Tapachula.- A separar política de la religión se pronunció desde esta ciudad el representante del Frente Nacional República Laica, Neftalí Álvarez Pérez, a los candidatos a la presidencia de la República.

Al tiempo de informar que se trata de un organismo integrado por diversas organizaciones de la sociedad civil como Católicas por el Derecho a Decidir, Observatorio Eclesial, Libres Pensadores, diversas logias que funcionan en el país, Foro Interclesiástico Laico y Foro Cívico México Laico, entre otros, señaló que existen flagrantes violaciones al estado laico por parte de los candidatos a puestos de elección popular.

“El estado laico está siendo flagrantemente violado y no solamente ahora por los candidatos, ha sido continuamente desde hace tiempo por todos los que aspiran a los puestos elección popular y se profundiza más cuando llegan a ocupar los puestos de elección popular, como los que ocupan la primera magistratura de la nación, estoy hablando particularmente a los ex presidentes José López Portillo que en 1979 invitó, por primera vez en la historia, al papa Juan Pablo II”, agregó.

Entrevistado en esta ciudad, señaló que desde ese entonces a la fecha los presidentes de la República han hecho ese tipo de acciones. Carlos Salinas de Gortari invitó a Juan Pablo II en 1992, Ernesto Zedillo Ponce de León en 1999 y el más grave fue Vicente Fox Quesada que en 2003 visitó al Papá y le besó el anillo papal.

Fue una flagrante violación a la Constitución y a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, además es discriminación porque hay más de 40 millones de ciudadanos que no ven al líder del Vaticano como su líder social y mucho menos como su líder religioso, entre esos están judíos, gnósticos, libres pensadores, ateos, protestantes, evangélicos, agregó.

Precisó que todos los que quieren ocupar un puesto de elección popular, sobre todo la Presidencia de la República, inmediatamente van a ver a los jerarcas religiosos. Los cuatro candidatos a la presidencia de la República, aunque Margarita Zavala ya declinó, fueron ante el Episcopado Mexicano para reunirse con los líderes religiosos que violan la ley.

Álvarez Pérez señaló que los funcionarios públicos y políticos pueden viajar al Vaticano las veces que quieran, pero que lo hagan con su dinero y que no utilicen los recursos públicos para hacerlo, los candidatos no tienen por qué acudir a legitimar las relaciones con la iglesia, la legitimación es en el derecho del pueblo, porque es el pueblo quien les va a dar el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *