SEMAFORO: ACAPULCO SANGRIENTO

SEMAFORO: ACAPULCO SANGRIENTO

Exal Baltazar Juan Avila/APyPM/APM

VERDE.
Haciendo un poco de historia sobre el bello puerto de Acapulco en el estado de Guerrero, México; que por décadas fue un atractivo turístico mundial, por su inigualable color de arena dorada, su clima tropical, sus aguas cálidas y su gente, se mesclan entre los turistas venidos de todos los países del mundo.

Acapulco cuya etimología proviene del náhuatl: acatl, poloa, co, ‘carrizo, destruir o arrastrar, “lugar en donde abundan carrizos gigantes”.

Fue fundada por Antonio de Mendoza y Pacheco, primer virrey de la Nueva España al designar al primer alcalde y Fernando de Santa Ana llevó a 29 familias españolas provenientes de la Ciudad de México para colonizar en el año de 1550.12 Sin embargo, no fue hasta el 17 de noviembre de 1599 cuando el Rey Carlos II de España ascendió a Acapulco a rango de Ciudad.

De acuerdo a Wikipedia “es una ciudad y puerto mexicano ubicado en el estado de Guerrero, en la costa sur del país, a 379 kilómetros de la Ciudad de México. Es la mayor ciudad del estado, además de que forma parte de la única zona metropolitana del estado, y concentra la mayor población de la misma. Es cabecera del municipio homónimo y uno de los principales destinos turísticos de México. Además de ser considerada la décima sexta metrópoli más grande del país y la vigésimo primera ciudad más poblada de México. Ciudad Renacimiento es la zona más extensa y sobrepoblada del puerto.

Además de haber sido un puerto importante del comercio de la Nueva España, es en la actualidad uno de los primeros y más importantes puertos de México por ser una escala para el envío y cruce de las líneas que circulan entre Panamá y San Francisco por medio del puerto transatlántico. Acapulco se hizo de su fama mundial en la década de 1950, visitado sobre todo por estrellas de Hollywood; en la actualidad Acapulco sigue siendo famoso por su vida nocturna y todavía atrae a muchos turistas, aunque la mayoría son nacionales, y se ha convertido en uno de los destinos turísticos de México más importantes, al lado de Cancún y la Ciudad de México.

La ciudad se divide en tres grandes zonas turísticas: Acapulco Tradicional, Acapulco Dorado y Acapulco Diamante. En la primera se localiza el centro de la ciudad, y el puerto, así como los barrios y fraccionamientos más antiguos, mientras que las otras dos concentran la zona hotelera, condominal-residencial, así como diversos núcleos comerciales y de entretenimiento. Acapulco pertenece a la zona turística Triángulo del Sol del estado, junto con Ixtapa, Taxco y Zihuatanejo.

El término de “Juárez” se agregó oficialmente en 1885, en honor a Benito Juárez, ex presidente de México.

AMARILLO.
El Escudo de Acapulco de Juárez muestra dos manos destruyendo un carrizo de color verde, los tallos de las hojas sueltas son de color verde tierno; los brotes en el tallo, verde; naranja y amarillo al final y las manos café claro. Cada mano tiene distinto color para simbolizar la unidad entre personas de distinto color, el fondo es gris y tiene un contorno de color gris oscuro.

Los primeros asentamientos formales se dieron en el siglo XIII de nuestra era por diversas tribus olmecas que habitaron Tambuco (entre Playa Larga y Cerro de la Aguada) e Icacos (entre el cerro El Guitarrón, Punta Bruja y el Farallón del Obispo).[cita requerida] En la playa Hornos, Pie de la Cuesta y Tambuco, se han encontrado objetos de cerámica y piedra tallada de origen maya que demuestran los hallazgos arqueológicos.

Durante el reinado de Ahuizotl, tras una campaña militar de cuatro años, Acapulco pasó a formar parte del imperio azteca, anexado a la provincia tributaria de Tepecuacuilco, aunque sólo transitoriamente y como una región de administración militar no consolidada (i.e. no sometida), pues estaba dentro del territorio de los Yopes, quienes habitaron y defendieron la región hasta la llegada de los españoles.

Códice Tudela: “Yndio Yope de Acapulco, en el Mar del Sur”

En 1521 consumada la conquista de México-Tenochtitlan, Hernán Cortés envió diversas expediciones al sur con el objeto de localizar vetas de oro. El 25 de abril de 1528 por orden del Rey Carlos I de España, Acapulco pasó a poder directo de la corona tomando el nombre de “Ciudad de los Reyes”.

Este puerto incrementó su importancia debido a su posición como punto de partida para nuevas actividades a lo largo de la costa de California y partir de ahí hacia el norte.

Con el inicio de la guerra de Independencia en 1810, se inició un proceso que pondría fin a la comunicación y comercio con Manila a través del puerto de Acapulco. La idea de tomar el puerto de Acapulco por parte de los insurgentes data desde 1810, cuando en Indaparapeo se reunieron Miguel Hidalgo y Costilla y José María Morelos. El objetivo de tomar el puerto consistió en romper la red de comunicaciones del virreinato, aislar la costa del Pacífico y las Filipinas, interrumpir el sistema comercial, beneficiarse de los productos del mercado asiático y establecer relaciones con países extranjeros. En noviembre de ese mismo año, Morelos organizó un contingente cuyo fin era tomar Acapulco. Al llegar lo rodearon para sitiarlo, cortaron toda comunicación por tierra con la capital, incluido el suministro de alimentos. De esta manera, se interrumpió la comunicación entre la Ciudad de México con la costa del Pacífico, y por ende, con las zonas que este puerto conectaba, como América del Sur, Central y las Filipinas.

Entre 1810 y 1813 se dio un proceso de lucha entre insurgentes y realistas que derivó en la alteración de las rutas de navegación del Pacífico.

Tras la consumación de la independencia de México en 1821, Acapulco formó parte del estado de México. El 27 de octubre de 1849, al crearse el estado de Guerrero, el puerto pasó a formar parte de él como cabecera del distrito de Tabares.

Con la inauguración de la avenida Costera Miguel Alemán en el año 1949, marco el inicio del desarrollo de la infraestructura hotelera de alto nivel.

Entre los años 1950 y 70, Acapulco fue el lugar favorito para vacacionar de los llamados Jetset. Entre las personalidades destacan John F. Kennedy y su esposa Jacqueline, quienes pasaron su luna de miel en 1953. La actriz estadounidense Elizabeth Taylor, quien contrajo matrimonio civil en 1957 con su tercer marido, Mike Todd. Además sirve de locación para algunas películas con proyección internacional como “La dama de Shanghái” (1947), “Tarzán y las Sirenas” (1948) y “Fun in Acapulco” (1963), entre otras.

Los fraccionamientos exclusivos como “Las Brisas” y “Brisas Guitarrón” de artistas y empresario le dieron un toque más atractivo.

ROJO.
El 9 de octubre de 1997 Acapulco sufre una de las tragedias más devastadoras de su historia, el huracán “Paulina”. Cifras oficiales dieron a conocer la muerte de 200 a 500 personas y más de 10,000 damnificados.

Esto fue el inicio de un “Acapulco Sangriento”.
Esas playas que le dieron fama a México, de hace menos de 15 años a la fecha, miles de personas han perdido la vida en manos de la delincuencia organizada.

Periodistas, empresarios, comerciantes, todas las clases sociales han sido objeto de hechos violentos y sangrientos.

Las narcomantas y mensajes están a la orden del día.
El número de muertos va en incremento.

Solo en esta primer semana de octubre, en Acapulco, más de 15 personas perdieron la vida.

Periodistas guerrerenses arriesgan su vida, al dar a conocer cada uno de las víctimas que aparecen con huellas de tortura, decapitados, balaceados, desollados, extremidades de distintas partes del cuerpo aparecen en bolsas, en hieleras o simplemente tiradas en la calle y con el clásico mensaje de advertencia a los integrantes de otras bandas en las que algunas proporcionan hasta nombres e involucran personajes importantes de la política del estado de Guerrero: presidentes municipales, gobernadores, diputados, y una larga lista de funcionarios son señalados como causantes de algunas muertes o de encubrir a los verdaderos culpables.

Secuestros, robos con violencia, violaciones, pago de derecho de piso, abuso de autoridad, sin olvidar la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa… Acapulco al igual que todo el estado de Guerrero está considerado como un foco rojo que el gobierno federal no ha podido o no ha querido terminar con esa violencia sanguinaria que está convirtiendo al estado en una identidad desolada propia en un terreno de combate en la que todos los mexicanos estamos perdiendo, no solo los guerrerense.

Urge que el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, como jefe máximo de las fuerzas armadas restaure la paz, la tranquilidad y la armonía que desde hace algún tiempo, ha perdido el estado de Guerrero.

Denuncias y comentarios: periodistaexal2015@hotmail.com Cel. y Whats 962 10 80 934
Chiapas-México.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *