SEMAFORO: EMPLEADO DE LA UNACH

EMPLEADO DE LA UNACH IMPLICADO EN LA MASACRE DE ACTEAL.

Exal Baltazar Juan Avila/APyPM/APM

VERDE.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; ha dado muestras de erradicar por completo la corrupción en el país poniendo en marcha una área especializada en combatir de forma frontal este problema entre funcionarios públicos quienes han hecho de este sistema una forma de vida deshonesta, abusando del poder que el puesto les otorga, cometiendo atrocidades e injusticias a tal grado que la corrupción la han convertido en parte de nuestra cultura, tradición y educación.

A través de la plataforma “Ciudadanos Alertadores Internos y Externos de la Corrupción” dependiente de la Secretaría de la Función Pública, en que cualquier ciudadano o servidor público podrá hacer uso de esta “alerta” por Cohecho, Peculado, DESVÍO DE RECURSOS PÚBLICOS, Abuso de funciones, violaciones a derechos humanos, hostigamiento, acoso sexual y CUALQUIER TIPO DE ACTOS DE CORRUPCIÓN, en los que se encuentren involucrados servidores públicos.

Cabe hacer énfasis que cualquier persona que conozca de un hecho de corrupción en el que estén involucrados servidores púbicos podrá “alertar” sobre el tema para que sea investigado y de resultar culpable proceder con el castigo que podría alcanzar hasta cárcel.

AMARILLO.
Con el probable hecho delictuoso provocado por Alfredo Monterrosa del Toro, director de la facultad de Ciencias Agrícolas, de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), Campus IV Huehuetán, Chiapas; al querer apropiarse indebidamente de 76 crías de cerdos y no respetar un convenio con don José Alfredo Velázquez Rincón e inmiscuir al mismo rector Carlos Faustino Natarén Nandayapa al decir que eran instrucciones de él; y la amenaza hacia mi persona por parte del secretario Técnico de la Rectoría, Marco Antonio Besares Escobar, quien por cierto en el año 2015 fue director por unos meses de la Facultad de Derecho de San Cristóbal de las Casas de este mismo estado, al que “renuncio” argumentando: “… presenté mi renuncia al rector como encargado de la Dirección, porque juzgo imprudente lanzar una convocatoria para un proceso electoral interno, que considero afectará la vida académica de los alumnos de esta casa de estudios.”

En el año 1997, Besares Escobar también ocupó el cargo de procurador General de Justicia del Estado de Chiapas.

Esto ha dado pie a que se ponga en duda la ética y moral de algunos personajes que ostentan cargos claves y que ha alcanzado al mismo rector, Carlos Faustino Natarén Nandayapa de quien se duda el grado de “Doctorado en Derecho Procesal” obtenido en la Universidad “Complutense” de Madrid, España; el cual tendrá que aclarar antes de que se continúe destapando la cloaca unachense.

ROJO.
Coincidentemente, el 22 de diciembre de 1997; fueron asesinados en el interior de una iglesia 16 niños y jóvenes, 20 mujeres (7 estaban embarazadas) y 9 hombres; un total de 45 indígenas tzotziles. Hechos ocurridos en la comunidad de Acteal, del municipio de Chenalhó, en el estado de Chiapas.

Estos hechos conmocionaron al mundo por la cobardía con la que se les quitó la vida y en el cual involucro a varios ex funcionarios públicos que en su momento, el juez primero de lo penal, Juan de Dios Olvera Rojas, giro orden de aprensión por su presunta participación en la matanza de Acteal. En la actualidad gozan de total libertad, se pasean impunemente y con todo descaro siguen ocupando cargos públicos sin recordar la muerte de aquellas víctimas inocentes.

Las órdenes de aprensión emitidas en el año 2018 fueron en contra de quienes ocupaban en ese tiempo en que sucedieron los hechos los cargos del Consejo Estatal de Seguridad, el Coordinador General de la Policía de Seguridad Pública, Subprocurador de Justicia Indígena, agentes de Ministerio Público, Subdirector de Control de Procesos de la Subprocuraduría Indígena y del mismo ex Procurador de Justicia Estatal.

Este caso alcanzo al presidente de la República, Ernesto Zedillo Ponce de León, quien salió librado de dicha culpa, y provoca la sustitución del gobernador Julio Cesar Ruiz Ferro ocupando su lugar Roberto Albores Guillen.

Como suele suceder en nuestro país, los más jodidos pagan las culpas de los que ostentan algún poder. Más de 100 indígenas de Chenalhó fueron presos por su presunta participación en la masacre de Acteal.

Como dicen los jóvenes: ¡Pero hay un Dios, que todo lo ve!

Denuncias y comentarios: periodistaexal2015@hotmail.com Cel. y Whats 962 10 80 934
Chiapas-México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.