SEMAFORO: EN EL LETARGO NAVIDEÑO

EN EL LETARGO NAVIDEÑO, MEXICANOS RECIBIMOS LA LEY DE SEGURIDAD.
En Chiapas ¿Afectara a los Senadores LAMB y RAG?

Exal Baltazar Juan Avila/APyPM/APM

VERDE.
Como nunca en la historia, o quizás muy pocas veces; en el Senado de la Republica; sus ocupantes de cada martes y jueves (el resto del tiempo nunca están en la Cámara de Senadores del “Honorable” Congreso de la Unión), pero en esta ocasión… ¡sesionaron hasta las 3 de la mañana para aprobar la Ley de Seguridad Interior!

¿A quién beneficia esta Ley?
¿Por qué tanta prisa?

AMARILLO.
Tras casi 12 horas de debate “con más de 40 participaciones en tribuna, escaso debate y con el voto fragmentado de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), que se partió: una mitad aprobó el proyecto junto con PRI y Verde, mientras que otra se sumó al bloque PT-Morena, PRD e independientes en contra.

Los 34 artículos del dictamen, más los transitorios, fueron reservados por completo durante el debate en lo particular, que inició inmediatamente después de la votación general. Las senadoras Angélica de la Peña y Dolores Padierna reservaron todo, mientras que el senador Zoe Robledo cuestionó el mismo nombre de la ley.

La correlación de fuerzas en esta larga sesión se prefiguró cuando alrededor de las 16:00 horas se votó la moción suspensiva presentada por De la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos: 68 votos del PRI, Verde y de varios panistas en contra de la moción, mientras 39 votaron a favor y ninguna abstención.

Hubo momentos importantes del debate, cuando el senador panista Roberto Gil Zuarth subió a la tribuna a defender el dictamen. Acusó a la mayoría de los participantes y opositores a la ley por hacer señalamientos “frívolos”. Calificó como “maniqueo” decir que el Ejército es el mayor violador de los derechos humanos, ante la pregunta de la senadora Dolores Padierna: “¿cuál ha sido el resultado de los derechos humanos tras once años de participación de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública?”.

La filípica de Gil Zuarth, quien se convirtió en el principal cabildero de esta ley, recibió fuertes aplausos de las bancadas del PRI y del Verde, mientras que sus correligionarios del PAN apoyaron las intervenciones de las senadoras Marcela Torres Peimbert y Adriana Dávila, así como el legislador yucateco Daniel Ávila Ruiz, quienes argumentaron en contra.

Gil Zuarth insistió que la fracción VI del artículo 89 de la Constitución le da facultades al Ejecutivo para regular y disponer del Ejército en funciones de seguridad pública.” Narra la revista proceso en su edición de este viernes.

A un lado hicieron las propuestas de algunos senadores que plateaban cambios en el artículo 1 se precisó que las disposiciones de la ley son de “seguridad nacional” en los términos de lo dispuesto en la fracción 29-M del artículo 73 y la fracción 6 del artículo 89 de la Constitución.

En el artículo 7 se incorporó la frase que señala que los actos realizados por las autoridades militares y civiles con motivo de la ley deberán respetar, proteger y garantizar los derechos humanos “de conformidad con lo dispuesto en la Constitución”.

En el artículo 8 se precisó que “las movilizaciones de protesta social o las que tengan motivo político-electoral que se realicen de conformidad con la Constitución, bajo ninguna circunstancia serán considerados como amenazas a la seguridad interior, ni podrán ser materia de declaratoria de protección a la seguridad interior”.

Se modificó el artículo 10 para homologar esta ley a las de seguridad nacional y seguridad pública. También en el artículo 16 se precisó que el presidente de la República, “de acuerdo a sus facultades” constitucionales, podrá ordenar acciones inmediatas, incluyendo a las Fuerzas Federales y a las Fuerzas Armadas.

En el artículo 21 se estableció que los artículos interinstitucionales que coordinen a los militares estarán sujetos a las disposiciones que rigen al Ejército y a la Marina, mientras que en el artículo 22 se incorporó la frase: “cuando la amenaza no requiera la intervención de las Fuerzas Armadas, el presidente designará a la autoridad civil que corresponda a propuesta del secretario de Gobernación”. En el artículo 26 se añadió que las funciones que lleven a cabo las autoridades federales y las Fuerzas Armadas se realicen “de acuerdo al ámbito de sus competencias”.

Se agregó un artículo quinto transitorio para señalar que dentro de los 180 días siguientes a la entrada en vigor de la ley, las entidades, municipios y demarcaciones podrán solicitar la declaratoria de protección.

Los senadores Benjamín Robles, Dolores Padierna, Manuel Bartlett, Rabbindranath Salazar, del bloque PT-Morena; Juan Carlos Romero Hicks, del PAN, Luis Sánchez, del PRD, y Alejandro Encinas, independiente, presentaron votos particulares.

Todos ellos coincidieron que esta nueva ley privilegia el “paradigma militar” en materia de seguridad pública que no ha servido para disminuir la violencia ni el crimen organizado. Argumentaron que esta ley conducirá al debilitamiento de las policías estatales y municipales, además de que representa una violación a varios artículos constitucionales.

En la discusión en lo particular, senadores del PT-Morena, PAN y PRD presentaron una reserva total a los 34 artículos y cinco transitorios, así como al nombre mismo de la ley. El senador Zoe Robledo propuso que se llamara Ley de Seguridad Ciudadana y no se aceptó.

Las senadoras Angélica de la Peña, del PRD, y Dolores Padierna, del PT-Morena, presentaron reservas a todos los artículos de la ley. Fueron rechazadas en votación económica por el pleno.

También se desecharon las reservas de los senadores Iris Vianey Mendoza, Isidro Pedraza, Benjamín Robles, María del Rosario Guzmán, Sylvia Martínez Elizondo, Andrea García García y Layda Sansores.

Todas las propuestas de modificación de los senadores Raúl Monzón, Alejandro Rodríguez, Mario Delgado, Manuel Bartlett, Fidel Demédicis, David Monreal, Manuel Merino, Pilar Ortega y Lorena Cuéllar fueron rechazadas por el pleno.”

ROJO.
Estos son los senadores del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) que votaron a favor de la Ley: Pablo Escudero Morales (Distrito Federal), Juan Gerardo Flores Ramírez (Lista Nacional), Jorge Emilio González Martínez (Quintana Roo), Luis Armando Melgar Bravo (Chiapas), Carlos Alberto Puente Salas (Zacatecas), Ninfa Salinas Sada (Lista Nacional), María Elena Barrera Tapia (Estado de México).

Por el Partido Revolucionario Institucional (PRI): Roberto Armando Albores (Chiapas), Daniel Amador Gaxiola (Sinaloa), Humberto Domingo Mayans Canabal (Tabasco), Ricardo Barroso Agramont (Baja California Sur), Enrique Burgos García (Querétaro), Jesús Casillas Romero (Jalisco), Manuel Cavazos Lerma (Tamaulipas), Raúl Cervantes Andrade (Lista Nacional), Miguel Ángel Chico Herrera (Guanajuato), Manuel Humberto Cota Jiménez (Nayarit), Omar Fayad Meneses (Hidalgo), Braulio Manuel Fernández Aguirre (Coahuila), Emilio Gamboa Patrón (Lista Nacional), Ernesto Gándara Camou (Sonora), Félix Arturo González Canto (Quintana Roo), Isaías González Cuevas (Baja California Sur), Ismael Hernández Deras (Durango), Aarón Irizar López (Sinaloa), René Juárez Cisneros (Guerrero), Patricio Martínez García (Chihuahua), Armando Neyra Chávez (Lista Nacional), José Ascención Orihuela Bárcenas (Michoacán), David Penchyna Grub (Hidalgo), Eviel Pérez Magaña (Oaxaca), Raúl Aarón Pozos Lanz (Campeche), Carlos Romero Deschamps (Lista Nacional), Miguel Romo Medina (Aguascalientes), Óscar Román Rosas González (Campeche), Gerardo Sánchez García (Lista Nacional), Alejandro Tello Cristerna (Zacatecas), Teófilo Torres Corzo (San Luis Potosí), Héctor Yunes Landa (Veracruz), José Francisco Yunes Zorrilla (Veracruz), Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz (Puebla), Ivonne Liliana Álvarez García (Nuevo León), Angélica del Rosario Araujo Lara (Yucatán), María Cristina Díaz Salázar (Lista Nacional), Hilda Esthela Flores Escalera (Lista Nacional), Margarita Flores Sánchez (Nayarit), Norma Alicia Galindo Matías (Colima), Diva Hadamira Gastelum Bajo (Lista Nacional), Arely Gómez González (Lista Nacional), Marcela Guerra Castillo (Nuevo León), Lisbeth Hernández Lecona (Morelos) y 9 legisladores mas.

Los dos senadores chiapanecos aparecen en la lista. Los dos son aspirantes a la gubernatura del estado de Chiapas. Uno del PRI y el otro del PVEM.

Ambos están compitiendo para lograr la gubernatura.

¿Podrán las despensas y la compra de votos convencer a los chiapanecos por votar por el que sea ungido candidato y luego gobernador?

¿Los chiapanecos tendrán memoria el día de la votación?

Denuncias y comentarios: periodistaexal2015@hotmail.com Cel. y Whats 962 10 80 934
Chiapas-México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *