SEMAFORO: RAMBUTAN COSECHA 2018

ALFONZO PÉREZ: “RAMBUTÁN COSECHA 2018”.
*** JULIÁN NAZAR: “EL PRI TIENE TODO PARA IR SOLO”.

Exal Baltazar Juan Avila/APyPM/APM

VERDE.
Uno de los productos del campo que ha venido ganando terreno tanto en su producción como en su consumo es el Rambután, un fruto considerado exótico por su sabor inigualable, de unos 8 a 10 centímetros de diámetro. Cascara gruesa, de color principalmente roja o en la variedad amarilla; pero fácil de desprenderla de su jugosa y dulce carnaza, al centro la semilla ovalada de aproximadamente 2 centímetros de largo por uno de ancho.

No puedo dar una descripción más exacta por qué se necesita probarla.

Alfonso Pérez Romero, ingeniero agrónomo, catedrático jubilado de la UNACH Campus IV del área de Agronomía, principal productor de rambután en el municipio de Cacahoatán, se refiere a la producción de este año 2018.

“La temporada de rambután inicia a mediados o finales de abril y termina en octubre o inicios de noviembre. Ya se han enviado algunos envíos a los Estados Unidos de la producción de la zona baja de la región Soconusco, como es Métapa, Tapachula, Mazatán, y poco a poco va subiendo al lugar conocido como “kilómetro 10”, Tuxtla Chico, Cacahoatán, hasta llegar a los picos más altos.

Este año se espera una excelente cosecha, hubo una buena floración, la precipitación pluvial alcanzo los niveles adecuados de humedad.”

AMARILLO.
Sobre el precio dijo: “Se ha vuelto una costumbre que ha inicio de la temporada de lluvias el kilo alcance los 40 pesos y conforme se va incrementando la disponibilidad de la fruta va bajando el precio de tal manera que finaliza en 10 pesos.

En la zona baja por haber poca fruta son los que aprovechan los mejores precios. Mientras que la zona media que es de Tuxtla Chico para arriba, no alcanzamos el promedio alto.”

La calidad y sabor de la fruta varía dependiendo de la altura, sin embargo los productores ya están trabajando en mejorarla y es uno de los requerimientos de los compradores estadounidenses así como los nacionales. Los productores tiran los árboles que no llenen los requisitos de compra-venta.

Esperan alcanzar una producción de 25 mil toneladas únicamente en la zona fronteriza.

Comparo lo que pudiera suceder al productor de rambután con el de mango: “La situación en el campo chiapaneco es desesperante, no logro entender, se dice que en el mundo hay hambruna, que la gente se está muriendo por falta de alimentos; no quiero irme tan lejos, estamos terminando la cosecha de mango y el precio del mango son irrisorios (refiriéndose al mango Ataulfo), hemos tenido que vender la reja en 30 pesos (la reja contiene aproximadamente 30 kilos)”.

Dio una alerta a los productores de los distintos productos agrícolas principalmente de mango y rambután: “Aquellos productores que quieran continuar siendo simplemente productores se van a morir, porque el gobierno prácticamente nos tiene olvidados, no hay un apoyo real, eficiente al campo y el productor tiene que cambiar esa mentalidad de ser únicamente productor; tiene que ser productor, comercializador, industrializar el producto, dar un valor agregado al producto ya bien sea en mermelada, licor, de jugo o cualquier otro derivado que pueda aprovecharse del fruto, sino lo hace al terminar la cosecha termina con los bolsillos vacíos”.

ROJO.
“Hemos llegado a los extremos de encontrar en las redes sociales la venta de la reja de mango en 50 pesos. Hay una cantidad enorme que no se ha podido enviar a los Estados Unidos. Los exportadores compran un 10 por ciento del total de toneladas que llevas a ese país, ya que el mango con la lluvia se mancha y pierde esa disque calidad y te mandan a un mercado nacional de mendicidad.

El precio del mango en el país es ridículo y es un agravante para el productor que se pasa todo el año trabajando en su huerta para poder vender y que le quede una utilidad para mantener a su familia.”

Esto mismo sucede con el café, con el rambután y otros productos mexicanos.

Se necesita los apoyos reales y no migajas para levantar el campo chiapaneco.

Nuevamente la fe, la confianza, la esperanza puesta en un cambio de gobierno federal y estatal, en los diputados y senadores que se preocupen por levantar el campo mexicano, principalmente el chiapaneco.

Para concluir hizo un llamado enérgico a estos actores políticos: “Estas autoridades ya se van, pero confiamos que en las personas que quede como presidente de la república, presidentes municipales, gobernadores, diputados locales y federales, senadores; que se preocupen por la comercialización, todos andan dando regalos inútiles, dadivas, eso no es la solución del país; se necesita que habrán una Secretaria de Comercialización de Productos del Campo, que sea efectiva, que podamos vender a precios justos, que no permita se siga regalando el producto al coyote, que la Secretaria de Salud nos vea como una medicina.”

Veremos dijo el ciego.

SEMÁFORO DESCOMPUESTO.
JULIÁN NAZAR: “EL PRI TIENE TODO PARA IR SOLO”.
Como ya lo mencione en columnas anteriores, Julián Nazar Morales es un político experimentado y si lo pusieron como el líder máximo a nivel estatal es porque ha demostrado salir airoso en contiendas electorales anteriores y esta que se avecina es una más en la cual ha confirmado su talento y carácter afrontando los distintos obstáculos que se le han presentado, ha empezado a engranar la maquinaria del PRI en cada uno de los municipios y distritos, por lo que con los últimos acontecimientos en los cuales el TRIFE ha dejado en claro el cambio de la figura de coalición a candidatura común, lejos de afectar llama a la unidad de los miembros del partido fortaleciendo aún más la candidatura de Roberto Albores Gleason rumbo a la gubernatura de Chiapas.

Julián Nazar es un político “duro de roer”, y no tan fácilmente se doblegara ante las disposiciones de cualquier autoridad electoral, por lo que impugnara la aprobación del IEPC por no apegarse al mandato de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ya que los magistrados no pidieron presentar otra candidatura común por parte de partidos que firmaron inicialmente el convenio de coalición, además, solicitara la intervención de la dirigencia nacional del PVEM ya que existe un compromiso establecido para ir en alianza con el PRI.

Muy inteligentemente Nazar Morales ha puesto entre la espada y la pared a los del Verde al mencionar públicamente que “están de por medio siete diputaciones federales y dos senadurías”, así que lo tendrán que pensar muy bien los representantes nacionales o ponen orden o aseguran el fracaso en esta contienda electoral ya que hasta el candidato que se rumora encabezara la alianza de los partidos Mover a Chiapas, Chiapas Unidos y PVEM, Fernando Castellanos Cal y Mayor, tiene algunos factores en su contra lo cual podría finalizar con que “dice mi mamá que siempre no”.

“Mientras son peras o son manzanas” RAG sigue en franca campaña.

Denuncias y comentarios: periodistaexal2015@hotmail.com Cel. y Whats 962 10 80 934
Chiapas-México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *