Campesinos invaden aceitera en villa Comaltitlán

• Palmicultores son víctimas de engaños.

Villa Comaltitlán a 12 de octubre de 2014.- Propietarios del predio El Desengaño, dieron a conocer a este medio que has sido víctima de despojo y daños por parte de un grupo de campesinos de villa Comaltitlán encabezados por el señor Marvin Sancho Escobar y Francisco Fierro Martínez.

Los señores Everardo Benstorff y Sra. Enriqueta Cruz de Benstorff señalan que aún son propietarios de la extractora de aceite y predio El Desengaño ubicado en este municipio y tienen la legitima propiedad y posesión del predio del cual son dueños desde hace más de 60 años, y son pioneros en el cultivo de palma de aceite en el país, que con recursos propios y con grandes esfuerzos conjuntamente con los trabajadores lograron la plantación de este cultivo en la región. Calificando como delincuentes a un grupo de personas que aduciendo falsos beneficios se quieren apodera de su propiedad.

PALMA 1Los afectados Indican que el día 15 de septiembre de este año, como a las 11:30 horas un grupo de personas se introdujo violentamente  a la instalaciones de la extractora en el predio El Desengaño, encabezados por los señores Marvin Sancho y Francisco Fierro Martínez, acompañados de una turba de personas que se manifestaron y dijeron ser miembros de la Sociedad de Palmicultores de las Brisas S.C. de R.L. quienes forzaron las instalaciones y amenazaron a los trabajadores, aduciendo falsamente traer una orden una orden del servicio Administrativo y   Enajenación de bienes y empresas (SAE) para tomar posesión del mismo, cosa totalmente absurda, falsa, pero sobre todo fuera de todo contexto legal.

Abundaron los señores Benstorff, que son víctima de despojo por parte de Francisco Fierro Martínez, Jaime Ichimura García, Joel Hernández López, Eudi Guzmán Cruz y otros que aducen una versión ajena a la realidad. A la vez que son víctimas de daños y perjuicios. Por lo que señalan que los invasores tendrán que asumir su responsabilidad, ya que en su afán de apropiarse de este predio han calificado al agente del ministerio público de este lugar de vendido o de vender la justicia, siendo que solo ha cumplido con su deber de iniciar la respectiva denuncia y las diligencias propias de su potestad, ya que no existe fabricación de ningún delito y por el contrario existe todos los elementos del tipo penal y probable responsabilidad y en estricto derecho sean juzgados por los delitos cometidos.

Ratifican los señores Everardo Benstorff y la Sra. Enriqueta Cruz de Benstorff, que son quienes mantenían desde antes de esos hechos la legal posesión, por lo tanto han sido despojados de su propiedad mediante un acto delictivo, por lo que hacen responsables a las personas que han sido debidamente identificadas por las autoridades, del daño a las propiedades que hoy indebidamente ocupa, así como también hacen responsables de cualquier atentado contra la integridad física de los propietarios y trabajadores de esos predios.

Indican que su familia fue la primera que trajo esta semilla a la región y enseñaron a los campesinos a cultivarla y trabajarla y hoy es injusto que traten de despojarlos, ya que es el único patrimonio con el que cuentan además de aprovecharse de su avanzada edad.

Dijeron no dudar que algunos campesinos han sido engañados o están mal informados por parte de estas personas por lo que piden reflexionar en su conducta pues saben que los Palmicultores son familias bien nacidas con moral con valores y principios y que no se presten a participar en este despojo que es un abuso, pero sobre todo es un delito.

Agradecieron al C. gobernador del estado y al procurador  de justicia del estado, por la pronta atención e integración de las pesquisas ministeriales a la vez que piden el estricto cumplimiento de la ley a los derechos humanos y reintegren el goce de sus derechos  a efectos de seguir trabajando, produciendo por Chiapas en un estado de derecho, concluyeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.