Presenta diputada Olvita Palomeque ante el senado de la república, solicitud de atención al tema migratorio

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 29 de 2019.- El día de hoy la Lic. Olvita Palomeque, diputada del distrito XVI en el congreso del estado de Chiapas, presentó de forma escrita ante el Senado de la República, solicitud de atención urgente con el tema de la problemática migratoria que viven los Chiapanecos.

En dicho documento, la legisladora Local da a conocer el divisionismo de los mexicanos con el ingreso de migrantes desde finales del año 2018, recalcando todo el apoyo de los chiapanecos se brindo a las primeras caravanas, pero que el incremento desmedido de migrantes ocasionó que el apoyo se diluyera al llegar a cantidades inusitadas, que no solo eran centroamericanos, sino también de otros continentes, violando las leyes mexicanas y atención a sus exigencias. Creando una cultura de xenofobia, en la que asociaciones han pedido el apoyo para frenar el ingreso de cientos de migrantes.

Señala dicho documento que el ingreso de estas personas ha visto rebasado por el escenario administrativo, al grado que el personal del INM que atiende, así como los albergues no pueden dar una atención adecuada que dictan los protocolos en este caso.

Por lo que urgió se atienda la política migratoria, como lo ha señalado el gobierno federal que encabeza el Lic. Andrés Manuel López Obrador. “Migración Sí. Pero segura, regulada y ordenada”. Ya que ante la falta de control del flujo migratorio, va en aumento la inconformidad de la sociedad civil creando conflictos entre diversos grupos.

Al diputada del distrito de Huixtla, Chiapas. También presento propuestas en dicho documentos, entre las que se encuentran las siguientes:

  1. Aumentar el presupuesto para que el instituto de Migración, cuente con más personal para labores administrativas y equipo de Trabajo.
  2. Crear y aplicar un plan de seguridad para el ingreso de caravanas de tal manera que se cumpla con lo que manda la constitución para que el estado brinde las garantías a los ciudadanos.
  3. Frenar el flujo de migrantes a través de acuerdos con los países involucrados.
  4. Vigilar que personas pertenecientes a bandas delictivas ingresen a territorio mexicano para la seguridad de la frontera sur.
  5. Brindar atención a hijos de madres migrantes que ya se encuentran en territorio mexicano que son expuestos a lo largo del viaje.
  6. Evitar que se caiga en actos de violencia al paso de los migrantes, ya que todos merecen respeto y cuidar su integridad.

En dicho documento la legisladora chiapaneca, también indica que el sector salud debe atender en base a la ley de migración en este tema, aplicar un cerco sanitario y evitar el ingreso de enfermedades que puedan afectar a los sectores vulnerables como son los niños ya adultos mayores, tanto a los que ingresan a este país como a los que aquí radican.

Palomeque Pineda, integrante de la comisión de seguridad, concluyó dicho documento, solicitando se verifiquen a las personas que encabezan las caravanas ya que enganchan a los migrantes, con el engaño que el territorio mexicano se puede ingresar sin permisos ni documentos, además que es fácil conseguir trabajo.

A continuación el texto completo, recibido el 29 de abril de 2019:

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
27 de abril del 2019

ASUNTO: Solicitando intervención
Cámara de Senadores
Ciudad de México

OLVITA PALOMEQUE PINEDA, diputada del distrito XVI, de Huixtla, integrante de la comisión de Justicia , zonas fronterizas y áreas limítrofes en la LXVll Legislatura del Congreso de Chiapas, con domicilio para recibir todo tipo de notificación y documentos en 1° Sur Oriente S/N y calle central Col. Centro C.P. 29000, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, me dirijo a usted(es) para manifestarles lo siguiente:

Desde finales del año 2018 el ingreso mayoritario de personas migrantes provenientes de países centroamericanos a nuestro país provocó al principio solidaridad por parte de los chiapanecos de la costa, pero este apoyo se fue diluyendo conforme se tuvo un mayor incremento de esas personas ya no sólo de Centroamérica sino de países intercontinentales, en cantidades inusitadas que provocó que algunos llegaran a nuestros municipios de la costa chiapaneca violando todo tipo de leyes que se tienen en México con la exigencias de visas humanitarias para todos. Hecho que ya creó una cultura de la xenofobia mexicana y la división entre quienes están con el apoyo humanitario y quienes piden se expulsen a los que llegan “invadiendo el país”, sin el permiso correspondiente como aseveró la Coparmex Tapachula en un documento.
Al principio el gobierno federal, estatal y municipal le dedicó todo tipo de ayuda humanitaria a quienes dicen venir huyendo de la violencia, persecución y pobreza, de hecho se entregaron esas visas sin que se cumpliera el protocolo internacional. Pero fue tal la cantidad de personas que se rebasó todo escenario administrativo al grado que el poco personal, la escasa infraestructura en albergues para migrantes y los pocos recursos económicos de los municipios no fue posible brindarles la ayuda humanitaria que dictan los protocolos del Pacto Global.

Ante ese panorama urge que desde las altas esferas del gobierno federal, principal responsable de la política migratoria se atienda con urgencia este problema tan complejo y con muchas aristas por analizar. Como dijera el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y refrendó la secretaria de Gobernación, “migración sí, pero segura, regulada y ordenada”, reclamo que se hacen miles de chiapanecos ante los actos violentos que ya se presentaron en el sur del país.

Con este éxodo masivo de migrantes que no esperan su registro legal por el Instituto de Migración como lo señala la ley, se crea una migración irregular que debe ser sancionada por la autoridad correspondiente, porque si bien es ciertos los acuerdos del Pacto Global admite que todo aquel país que lo firmó debe de atender los derechos humanos de cada persona extranjera, también lo es que en ese mismo pacto dice textualmente que “cada país debe regular el flujo migratorio conforme a lo que marca su ley nacional de migración”. Luego entonces, corresponde aplicar la ley para que se dé un ingreso regulado, respetando los derechos humanos de todos los migrantes.
Otro punto a señalar es que las autoridades federales del sector Salud, debe atender lo que marca la ley de Migración en cuanto a vigilar la salud de cada migrante, corresponde entonces aplicar un cerco sanitario para evitar el ingreso de enfermedades que pueden afectar no sólo a niños, mujeres, ancianos que viajan en esos grupos sino también a la población mexicana. Y ese es otro tema sensible: la mayoría de los centros hospitalarios en Chiapas no cuentan con el equipo y la infraestructura suficiente para atender las necesidades de atención de miles de personas que viajan en las caravanas, principalmente de niños. En México hay una crisis hospitalaria, lo dijo el presidente de la República. No se olvide que en el año 2014 la epidemia denominada “Chinkungunya” ingresó por Huixtla, antes que en Guatemala y El Salvador debido a migrantes colombianos que vivían en ese municipio. Los daños económicos, en hora-hombre laboral e incluso muertes de ancianos y niños por daño colateral fue importante en todo el país.

Termino este escrito en solicitar como integrante de la Comisión de Seguridad, que se verifique a los “líderes” de esos grupos de migrantes quienes se han dedicado a organizar una y otra vez a los centroamericanos para “engancharlos” con la falsa promesa que en México no se necesita documento para ingresar, que los empleos son mejores en este país, cuando el sureste de Chiapas está sufriendo nuevamente de escasez de empleo, sobre todo por las malas cosechas de café, que tuvo una baja del 40% comparado al año 2018; de la cosecha del cacao en peligro de extinción; los malos precios en la tonelada de caña muy por debajo al año 2017-18; y la escasa cosecha de mango y palma que son los productos agrícolas de principales cultivos que detienen la migración de mexicanos hacia EU, además de producir los empleos rurales tan escasos en el sur de México. No investigar a esos “líderes” que se escudan en las organizaciones humanitarias es “oficializar la trata de personas” que desde los municipios costeros de Chiapas se tienen detectados. La inseguridad que tienen los comerciantes y ciudadanos los lleva a que en cada caravana cierren sus puertas, dejen de laborar, por lo que pregunto ¿quién cuida los derechos humanos de los chiapanecos?

Las muestras de inconformidad de la sociedad civil por la falta de regulación de estos flujos migratorios son ya conocidas por todos. La molestia ciudadana crece cada día, incluso se han dado conflictos entre estos grupos que también se le hereda a los estados del norte el problema y el problema se agrava con las medidas que impone Estados Unidos.

Propuestas
Por lo tanto, desde este espacio se propone varios puntos para su análisis:
1.- Aumentar el presupuesto para que el Instituto de Migración cuente con más personal para sus labores administrativas, así como equipo de trabajo debido a la gran demanda del servicio.

2.-Crear y aplicar un plan de seguridad para el ingreso de las caravanas al país, de tal suerte que se cumpla con lo que manda la Constitución en cuanto a que el Estado brinde garantías a los ciudadanos.

3.-Frenar el flujo de migrantes a través de acuerdos con los países involucrados en la expulsión de personas, ya que hasta el momento no se observa alguna política que se haya implementado por parte de las naciones que provocan las caravanas, todo dentro del respeto a la soberanía nacional.

4.-Vigilar que personas relacionadas con las bandas Mara Salvatrucha M18 y M 13 u otras, ingresen a territorio mexicano, para seguridad de la frontera sur. La delincuencia organizada tiene también parte en este conflicto.

5.- Atender de inmediato a esas madres de la caravana que exponen a sus hijos menores de edad en un largo y complicado viaje al norte de México. Esos niños merecen protección del gobierno.

6.- No permitir que al paso de las personas extranjeras se caiga en actos de violencia por parte de las caravanas y de las autoridades, antes que todo el respeto a la integridad.

7.- Implementar un programa para todo aquel comerciante que está siendo afectado por estas migraciones, de tal suerte que se le restituya su pérdida económica y se restablezcan los empleos perdidos.

8.- Vigilar que los actos de corrupción que se dice se han descubierto entre elementos del INM, autoridades locales y abogados, no perjudique el plan regulado de migración.

9.- Incrementar el equipo médico para darle atención a las personas que viajan en las caravanas, con presupuesto que disponga el gobierno federal.

10.- Atender las necesidades de los municipios que han tenido que destinar de su presupuesto activos para darle alimentación, seguridad y protección a los migrantes.

Todas estas propuestas redundarán en lo que siempre está pidiendo el gobierno federal: una migración segura, regulada y ordenada, como marcan los protocolos internacionales firmados en diciembre del 2018.

Es cuanto
Olvita Palomeque Pineda
Diputada Distrito XVI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.