Un grito a la «conciencia»

-No se vale, No es posible…

Bigvai Mendezcruz Cruz

Que cada tres años los huixtlecos seamos rehenes de la zozobra, el miedo y la incertidumbre por grupos políticos que en aras del poder municipal pisoteen la dignidad y los derechos humanos, que se prohíba el libre tránsito en los caminos de Huixtla a peatones, motociclistas y automovilistas, cuando es un derecho constitucional.

Que personas civiles embozadas, con palos, machetes y armadas, con palabras altisonantes te bajen de tu vehículo según para revisarlo a ver sino llevas despensas, materiales o dinero para comprar votos.

Que civiles sin permiso alguno anden armados realizando revisiones en retenes anticonstitucionales.

Que las autoridades federales y estatales sean cómplices de la tensión que se vive en Huixtla y no actúen conforme a derecho y permitan que las familias huixtlecas vivan con miedo transitar, salir o llegar a sus casas.

Que se haya firmado un pacto de civilidad política si se lo pasan por el arco del triunfo.

Las elecciones son un deber cívico y una fiesta popular que se celebra con credencial en mano.

En las elecciones se apoya al partido o candidato de su preferencia con civilidad y no con difamaciones o atentando contra la ida privada e incluso de los hijos.

El pueblo, cada uno hoy es libre de votar pero si quiere un voto coaccionado es su responsabilidad pero que entienda que más adelante no podrá exigir nada al gobierno porque su voto lo puso al mejor postor.

Ya Basta!!…

Huixtla y su gente en su mayoría desea elecciones en paz.

Que gane quien tenga que ganar y que gobierne bien y para todos los huixtlecos.

No podemos aceptar la barbarie con que se están dando hechos previos a las elecciones de mañana domingo 6 de junio.

Ya basta de ingobernabilidad. Huixtla no quiere más divisionismos, enconos, lesionados e incluso muertos por tres años de gobierno municipal. Somos un pueblo lleno de historia, familias de trabajo que tenemos el deber de seguir construyendo el Huixtla que queremos para dejarles un municipio de oportunidades y digno a los hijos, nietos, las futuras generaciones.

Hoy el gobierno federal y estatal deben intervenir mandando corporaciones policiacas federales y estatales para poner orden y restablecer el estado de derecho en Huixtla.

Los niños no pueden seguir llorando por lo que pasa hoy en Huixtla.

Las familias no podemos seguir secuestradas en nuestras propias casas.

Nuestros derechos elementales no pueden estar debajo de grupos políticos por ambición de poder.

Y este grito a nuestra. Conciencia va para todos, va para el o los partidos que sean y que hoy generan violencia, terror y miedo.

Va por Huixtla!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.